Commvault y Huawei lanzan una solución de backup para nubes híbridas

Commvault y Huawei han lanzado su solución Hybrid Cloud Backup, que permite a las empresas salvaguardar de forma segura y eficiente los datos clave de sus centros de datos privados en una nube pública de Huawei, utilizando el software de Commvault. La solución reduce significativamente la inversión del cliente en backup de datos y simplifica su mantenimiento. Además, proporciona recursos de almacenamiento bajo demanda para ayudar a las empresas que están creciendo rápidamente, permitiéndoles liberarse del mantenimiento y de la planificación de almacenamiento de backup y asegurando un alto nivel de seguridad y de disponibilidad de los datos críticos.

Commvault_Huawei

En contraposición al backup de datos on-premise, esta solución proporciona recuperación ante desastres remota, lo que permite a las nubes públicas de Huawei ofrecer un almacenamiento de objetos práctico y de alta capacidad a un bajo coste y con una durabilidad de los datos excepcional. Además, la solución soporta encriptación en la transmisión y almacenamiento de datos, con el fin de garantizar la seguridad de la información empresarial.

Meng Guangbin, presidente de la línea de producto de almacenamiento de Huawei comenta: “Los datos son activos cruciales para las empresas. Siempre es duro de mantener e incrementar el valor de los datos. Huawei y Commvault comenzaron a colaborar a principios de 2012. Hemos estado trabajando juntos desde entonces para innovar en el campo de la protección de los datos. Las soluciones conjuntas que incluyen el hardware de almacenamiento de Huawei y el software de backup de Commvault han logrado un tremendo éxito en todo el mundo durante los años pasados. Con el fin de garantizar que los datos fluyan de forma libre y segura entre una nube privada y una nube pública, y para satisfacer el desarrollo del negocio en el momento en que se necesite, Huawei y Commvault han ampliado sus capacidades de backup a los escenarios cloud híbridos”.

Osgar de Laat, videpresidente de área del grupo de soluciones de avanzadas de Commvault EMEA afirma: ”Teniendo en cuenta que el entorno híbrido será probablemente la norma en unos pocos años, está claro que será fundamental la habilidad de mover cargas de trabajo entre nubes y centros de datos on-premise de forma sencilla. En los próximos dos años veremos cómo las empresas cambian hacia un networking híbrido multi-nube, que aportará una ventaja competitiva pero también más complejidad. Hay muchos beneficios, más allá de pagar únicamente por lo que se usa. Elegir el software adecuado permitirá a las empresas salvaguardar los datos en la nube y, si es necesario, restaurarlos en la misma nube, convirtiendo en formato VM al instante. Este tipo de funcionalidad puede recortar de forma significativa los costes de la recuperación ante desastres, habilitar escenarios de prueba y desarrollo en la nube y simplificar y eliminar el riesgo de las operaciones de subida o desplazamiento para las cargas de trabajo adecuadas”.